viernes, 15 de mayo de 2009

Azkena Rock 2009, Los entrantes están servidos

Una jornada entretenida la primera del festival Azkena Rock 2009. El tiempo a pesar de amenazar con lo peor, se contuvo y tan solo nos dejó algo de viento y fresquito, mucho fresquito. Como siempre el festival está bien organizado, no se formaron colas, era un jueves con viernes laboral y eso ayuda, ni en las taquillas, ni en la puesta de pulseras o en la entrada. Como todos los años, hay una pequeña zona de merchandising a la entrada, la crisis se nota, una zona de relax con puffs y una especie de sofás esparcidos por un manto verde artificial, los lugares habituales de cambio de monedas y las distintas barras de comer y beber. La calidad de la comida sigue siendo la cuenta pendiente, por lo menos en los dos sitios que yo probé, ¿tan difícil es dar bocadillos de calidad?, parece que sí.

Burning

El primer concierto al que asistí fue el de los madrileños Burning que desplegaron su rock setentero tipo Stones por el único escenario que estaba ayer operativo, el Ron Asheton Stage en honor al guitarrista de los Stooges, fallecido este año. Johnny Cifuentes, el único miembro fundador en activo,consiguió calentar al personal desde la primera canción. Se le notan las tablas sobre el escenario con treinta y cinco años de carrera. Con un repertorio tan extenso y plagado de éxitos no les resultó difícil que el publico empezase a cantar y bailar sus canciones. No faltaron los éxitos ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?, Es especial, Esto es un atraco nena o Mueve tus caderas, dejándose tantas otras sin tocar por lo estricto del tiempo en los festivales. La banda sonó compacta, mejorando el sonido a lo largo del concierto. Cifuentes, a modo de Fernando Alonso, descorchó una botella de champán sobre el público mientras la banda tocaba el último número. En resumen se trato de un buen concierto de rock and roll, que de eso burning sabe un rato largo.

White Denim

La siguiente banda en el escenario fue trío tejano White Denim. Su concierto tuvo un ritmo frenético, ofreciéndonos desde el primer tema una mezcla de estilos pasados por una batidora a toda pastilla y servidos al instante. Hicieron un concierto de dentro hacia fuera. Los tres músicos tocaban para sí mismos mirándose y moviéndose al ritmo que marcaban y el público disfrutaba de lo que de allí salía.
La estructura particular de sus canciones sin estribillos reconocibles hace que sus conciertos sean más una performance musical, creando atmósferas sonoras, que conciertos de rock al uso. En su música se notan las influencias psicodélicas, el hard rock o el blues, además de la ecualización de la voz con un regusto al Robert Plan
t de Dazed and Confused a 75 r.p.m. Se trata de un grupo diferente, con un sonido diferente. En esta diferencia está su secreto.

The Freeks

El concierto de The Freeks fue como cabia esperar, intenso, plomizo y psicotrópico. Sus componentes vienen de grupos como Nebula, Kyuss o Zen Guerrilla y eso se nota. Con un rock donde la psicodelia, el stoner y Blue Cheer brillan a partes iguales, ofrecieron una actución a ratos acelerada y a otros más pausada. Me pareció que algunos componentes salieron al escenario un poco "tocados" y sufrieron algun percance técnico. Tocaron una version abrasiva de Young man blues y yo aproveché para ir al bocata.

The Breeders

Después actuó el cabeza de cartel de ese día, el grupo estadounidense The Breeders. Siempre me ha parecido un grupo con vocación amateur. En directo preparan poco las canciones y son irregulares, pero quizás esa sea la clave de su éxito. Son referente de la música indie y alternativa
desde los años noventa con tan solo un álbum. La vida convulsa de las hermanas Deal tuvo seguramente la culpa.
Ayer nos ofrecieron un concierto a ratos brillante, a ratos inestable pero siempre fresco, espontaneo y nostálgico para aquellos a quienes su primer disco nos cogió en la veintena. The Breedes son como son, no les hace falta cambiar.


Juliette Lewis

Para terminar la jornada, asistí a parte de la actuación de Juliette Lewis. He de reconocer que la chica se sabe mover por el escenario, pero su música me resulta facilona y artificial. Algunas cancionas las disfrutas, son pegadizas, pero parece rock en cierta forma alternativo hecho para las radio fórmulas. Por las cuatro o cinco canciones que vi ayer, parecía que su estilo habia cambiado desde sus primeros albumes, lo encontré más intimista y pausado. También la acompañaba una banda renovada, con aspecto menos rockero. Pero por lo que vi el público disfrutó y se entregó desde el principio, amen.

El último grupo, los suecos Hardcore Superstar, me lo salté. Creo que ni ellos me interesaban ni yo les interesaba a ellos, por lo que guardamos fuerzas para lo que hoy nos espera.
Para hoy el cartel es el siguiente:


15.15 h Apertura de puertas

LUX INTERIOR STAGE

17.05 h Elliot Brood
18.40 h The Fabulous Thunderbirds
20.25 h Bad Brains
22.25 h Soul Asylum
0.00 h The Black Crowes
1.55 h Electric Eel Shock

RON ASHETON STAGE

15.50 h Jon Ulecia & Cantina Bizarro
16.25 h Howlin’ Rain
17.50 h Dr Dog
19.30 h Eli ‘Paperboy’ Reed
21.20 h The Zombies


Que dios reparta suerte!!!!!!
 
Web Analytics