martes, 26 de mayo de 2009

Retorno Al Pasado, cine negro como el carbón

Cuando el cine se adentra en los bajos fondos, afloran historias y personajes que nos atrapan y nos conmueven. El cine negro ha sido una fábrica de producir detectives privados, mujeres fatales, gangters, policías corruptos, policías honestos y criminales. Algunos se han convertido ya en mitos del celuloide y otros están por llegar, ya que este es un género que sigue produciendo gran cantidad de películas en la actualidad. Fueron las décadas de los años cuarenta y cincuenta cuando el cine negro se desarrollo y creció, alcanzando las cotas más altas del género. Las depresión económica de los años treinta, la prohibición del alcohol y la proliferación de las mafias, las guerras mundiales, la influencia de estilos europeos como el expresionismo alemán o el neorrealismo italiano y la novela negra fueron los engranajes que movieron a Hollywood a empezar a producir filmes de este tipo. De esta época dorada del género cabe destacar la obra de Jacques Tourneur Retorno al pasado (Out of the past) realizada en 1947.
La cinta de Tourneur no solo está considerada uno de los mejores exponentes del cine negro, sino que es una de las mejores películas de la historia del cine. Jacques Tourneur, un francés que emigró a los Estados Unidos cuando era joven, supo imprimir al filme su propio sello, creando atmósferas inquietantes, personajes bien definidos y retratando a una de las femme fatal más destructiva de todos los films noir.
El argumento nos cuenta la historia de un detective privado retirado, que vive oculto bajo el nombre de Jeff Baily en un pueblito del interior de California, que es reclamado por su antiguo jefe Wit Sterling para que le ayude con un asunto de impuestos en San Francisco. Baily y la amante de Sterling, Kathie Moffat, se fugaron juntos tiempo atrás y esta lo abandonó tras el asesinato del socio de Baily por ella misma. Ahora Kathie a vuelto con Wit, por lo que Baily sospecha que todo el asunto puede ser una trampa. Baily tendrá ahora que afrontar su pasado y saldar cuentas si quiere comenzar una nueva vida con su nuevo amor, una chica del pueblo llamada Anne Miller.
Robert Mitchum como Jeff Baily realiza una de las mejores interpretaciones del género, con su gabardina blanca, fumando y bebiendo continuamente. Jane Greer en el papel de Kathie Moffat desarrolla el mito de la mujer fatal hasta las últimas consecuencias, arrastrando a la perdición a todo aquel que se cruce en su camino. Kirk Douglas interpreta al mafioso con sed de venganza, que no perdona la deslealtad y que todo lo consigue por medio del dinero. El guión que corrió a cargo de Daniel Mainwairing, autor también de la novela, se desarrolla de forma milimétrica, con una trama compleja ambientada en multitud de escenarios distintos. La fotografía en blanco y negro de Nick Musuraca, tanto en las ciudades como en las montañas, es luminosa por el día y ténebre por la noche.
Retorno al pasado nos habla de personajes atrapados en una huida hacia adelante cuyo pasado les pasa factura, donde nada es lo que parece y todo puede cambiar de repente. La debilidad humana y la codicia son retratadas de forma excelente, también la amistad y la bondad aunque aquí son menos atractivas para el espectador. Retorno al pasado nos muestra que nada es blanco o negro, sino que la vida tiene una maravillosa escala de grises.


Retorno al pasado 1947 comienzo del fil
m

 
Web Analytics