lunes, 4 de mayo de 2009

La Ola, la fuerte marejada de Dennis Hansel

Las sociedades con una democracia consolidada se creen libres de cualquier retorno o cambio hacia el totalitarismo. Confían en la responsabilidad y madurez de su ciudadanía, en la fortaleza de su sistema. La ola (Die welle), del director alemán Dennis Hansel, pone en duda dicho razonamiento con una idea que parte de un experimento realizado en los años sesenta en California y que ha sido adaptado a la sociedad alemana actual.
En la película un profesor de secundaria propone en una de sus clases un ejercicio para que sus alumnos entiendan lo que significa la autocracia y si esta sería posible en la Alemania actual. A partir de entonces, mediante la manipulación de las conductas de sus alumnos, creará una especie de dictadura en clase. El núcleo principal será una sociedad llamada "la ola" que se ira extendiendo por todo el colegio.
La película tiene una visión fácil y se desarrolla de una forma calculada. Mediante episodios diarios, se va mostrando toda la trama. Intenta reflejar como todas las capas de la sociedad son susceptibles de ser arrastradas hacia un sistema fascista y como las distintas motivaciones personales pueden tener cobijo en el. Finalmente se intentan eliminar ambigüeades sobre el tratamiento que tiene la película, ya que pudiera parecer que se consigue lo contrario que se pretende. Siendo esto quizás lo mas forzado del filme, pero a lo mejor también necesario.
En cualquier caso se trata de buen cine alemán, entretenido, comprometido y sincero. Ese cine que deja un buen poso en cuanto aparecen los títulos de crédito.


 
Web Analytics