martes, 30 de junio de 2009

The Ladykillers o El Quinteto De La Muerte (1955)

En uno de los post de primeros de mayo os hable de una estupenda película de piratas del director norteamericano Alexander MacKendrick, Viento en las velas. En ese post os comente que el director nos mostraba el poder destructivo de la inocencia, en ese caso representada por unos niños frente a sus secuestradores piratas. MacKendrick ya había tratado esta paradoja en forma de comedia negra unos años antes en la divertidísima cinta de 1955 El Quinteto De La Muerte.
El Quinteto De La Muerte nos cuenta la historia de una banda de criminales que alquilan una habitación a una ancianita muy simpática cerca de la estación de Londres. Estos se hacen pasar por músicos de jazz pero lo que pretenden es dar un golpe en la estación del tren. La dulce anciana acaba descubriendo todo el pastel y estos deciden asesinarla antes de que avise a la policía.
El filme de MacKendrick es por derecho propio una de las mejores comedias negras de los años cincuenta y por extensión de todos los tiempos. Hay varios factores que hacen que toda la película funcione como un reloj suizo. En primer lugar tiene un guión extraordinario de William Rose, con unos diálogos afilados y mordaces, insertados dentro de una trama muy bien montada. El elenco de actores es impresionante, empezando por el gran Alec Guinness como el jefe de la banda la cual está formada por Herbert Lom, Peter Sellers, Danny Green y Cecil Parker. Años más tarde Herbert Lom y Peter Sellers encarnarían a uno de los dúos trágico-cómicos más característicos de la historia del cine, el formado por el comisario Dreyfuss y el inspector Clouseau en la saga de La Pantera Rosa. Destaca a su vez la actriz Katie Johnson interpretando a la pobre ancianita en uno de los mejores trabajos de su carrera. El fotógrafo checo Otto Heller dotó al filme de una fotografía colorista realmente espectacular. Todo esto unido a la estupenda dirección de MacKendrick hacen de El Quinteto De La Muerte una película genial, llena de escenas memorables y gags realmente logrados. Los hermanos Coen realizaron un remake en el 2004 titulado Ladykillers. La cinta de los Coen es bastante fiel al original de MacKendrick aunque en este caso la acción de desarrolle en los estados Unidos y lo que pretendan atracar sea un casino. La película de los Coen resulta amena y divertida aunque no alcanza en mi opinión el nivel artístico de la original.
El Quinteto De La Muerte es de esas películas que retomas cada cierto tiempo, terminas enganchándote a su trama y te sigues riendo con sus gags, convirtiéndola así en una obra intemporal e imperecedera.

The Ladykillers Trailer (1955)

 
Web Analytics