lunes, 29 de junio de 2009

Chess Records

Hoy he visto Cadillac Records (2008), película que narra a groso modo y con muchas licencias cinematográficas la historia del sello discográfico de Chicago que estandarizó la música rock, Chess Records. El filme en si mismo no tiene más interés que el de escuchar gloriosas canciones regrabadas por los propios protagonistas de la cinta pero con una producción clásica. Sin embargo no he dejado de emocionarme recordando la historia del sello en el que trabajaron las figuras más importantes del blues, r&b y rock and roll..
Chess Records fue fundada en 1950 por los hermanos Chess, Leonard y Phil, tras hacerse con la mayoría de las acciones de Aristocrat Records. En 1947 empezaron en el negocio musical cuando montaron en el sur de la ciudad un club de música negra llamado Macamba, donde actuaban las figuras de blues más importantes que pasaban por la ciudad. Pero fue a partir de los años cincuenta cuando monopolizaron todas la grabaciones de música negra que se hacían en Chicago, la cuna del blues eléctrico en América. Los hermanos Chess sin lugar a dudas se aprovecharon del talento de cientos de músicos negros que grabaron en su sello. La situación de los afro-americanos en los años cincuenta era complicada ya que vivían en una sociedad segregada donde apenas tenían oportunidades para triunfar en la vida y salir de su miseria. A la discográfica la llamaban Cadillac Records por regalar coches de esta marca a sus artistas más importantes. Sin embargo apenas recibían dinero en metálico por los royalties que generaban la venta de sus discos. Durante gran parte de la década de los cincuenta crearon el estándar en el que se basaría la musica rock and roll y el blues a partir de entonces. Tuvieron en nomina a los más grandes de la música negra que serian la influencia fundamental en la música popular moderna. Ya en los años sesenta empezó el declive de la compañía debido al empuje de la evolución de los estándares en los que se basaba y al cambio de las modas musicales. En 1969 los hermanos Chess vendieron la compañía al sello General Recorded Tape por 6,5 millones de dolares. Poco después Leonard, alma mater del sello, moría de un ataque al corazón.
En la nomina de Chess Records han estado artistas como Muddy Waters, Willie Dixon, LittleWalter , Howlin' Wolf, John Lee Hooker, Bo Diddley, Chuck Berry, Etta James, Koko Taylor y tantos otros que han supuesto la semilla en la que se basó gran parte de la música de final del siglo XX. La compañía evolucionó también en la consecución de los derechos civiles por parte de los afro-americanos en los Estados Unidos. La música negra triunfó no solo entre los de su raza sino también entre los jóvenes blancos y esto ayudó en la normalización de la sociedad americana. Cabe destacar que fue en Europa, en concreto en las islas británicas, donde se produjo el mayor reconocimiento a estos artistas en los años sesenta. Los blancos triunfaban en América haciendo música de negros y estos artistas cayeron en el ostracismo. Fueron grupos como The Beatles, The Rolling Stones, John Mayall, Fleetwood Mac, Cream, The Who, Small Faces entre otros los que reivindicaron a los músicos negros como sus influencias fundamentales. Chess Records fue el laboratorio donde se fraguó la leyenda que aun perdura hoy en día, el rock and roll.


Muddy Waters - I Can't Be Satisfied



Howlin Wolf - Killing Floor




Chuck Berry - Maybellene



Etta James - I'd Rather Go Blind


 
Web Analytics