jueves, 8 de octubre de 2009

Odetta, La reina del Folklore americano

Este pasado fin de semana nos enteramos del fallecimiento de la cantante argentina Mercedes Sosa. La negra Sosa como se la conocía popularmente pertenecía a ese grupo de hombres y mujeres que pusieron su talento y su arte al servicio de los más desfavorecidos. Soportaron las persecuciones políticas y policiales tan solo por pensar distinto y expresarlo con su música. El poder que poseían residía en la capacidad que tienen las canciones para despertar, unir y hacer levantarse a los más desfavorecidos de la sociedad. Se considera a la chilena Violeta Parra el germen de la música popular sudamericana moderna y el espejo en el que alguna vez se miraron la mencionada Mercedes Sosa, Víctor Jara, Daniel Viglietti, Elis Regina, Silvio Rodríguez, Serrat o en los Estados Unidos Joan Báez. Otra de las grandes influencias que tuvo Joan Baez dentro de su propio país, fue la artista afroamericana Odetta Holmes.
Odetta Holmes, conocida en el mundo de la música como Odetta a secas, nació en el estado de Alabama en 1930. Habiendo perdido al padre cuando Odetta era niña, la familia Holmes emigró a la dorada California huyendo de la miseria que inundaba el sur de los Estados Unidos en aquellos años de la depresión. Su adolescencia la pasó trabajando como empleada del hogar en la ciudad de Los Ángeles y estudiando canto clásico en Los Ángeles City College. Ya desde pequeña Odetta poseía una voz prodigiosa, por lo que su madre con gran sacrificio le iba pagando sus clases de canto y guitarra. Cuando tenía 19 años consiguió un papel en un musical que se representaba en el teatro Greek de Los Ángeles. De esta forma Odetta entró en el mundo del espectáculo, quedando impresionada cuando en esa obra conoce el blues a través de la armónica de Sonny Terry. Al año siguiente, llega a la ciudad de San Francisco de la mano de una compañía de teatro en la que estaba trabajando. En aquellos años, San Francisco tenía una importante escena folk en North Beach y Odetta entra en contacto con ella, contagiándose de su sonido y absorbiendo el estilo. Tras esta experiencia, regresa a Los Ángeles y va alternando las actuaciones en el teatro con sus trabajos en el servicio doméstico. Pero es en el año 1953 cuando decide intentar hacer carrera musical, por lo que hace la maleta y se planta en Nueva York para intentarlo en la importante escena folk de la ciudad. Allí conoce a Pete Seeger y Harry Belafonte, que rápidamente descubren las posibilidades vocales y expresivas de Odetta para la música. Empieza a alternar sus actuaciones tanto en clubes de la gran manzana como en San Francisco. Su debut discográfico no se hace esperar demasiado y en 1954 graba su primer álbum titulado The Tin Angel. Este disco lo realiza mano a mano con el músico Larry Mohr y se trata de una colección de canciones tradicionales del folklore americano, espirituales y blues que están en parte grabadas en directo desde el club Tin Angel de San Francisco. A partir de este momento, se dedico a explorar todas las ramas de la música popular americana, aportando su versatil voz capaz de abarcar diversas tesituras. A partir de este momento su popularidad subió como la espuma en la escena folk de todo el país, estando este estilo en plena pujanza.. Así, en los años sesenta labra su fructífera carrera musical, sacando hasta 16 álbumes en esa década. Además se destaca como defensora acérrima de los derechos civiles de los ciudadanos afroamericanos, llegando a participar, cantando desde la primera línea el himno O Freedom, en la marcha hacia Washington organizada por Martin Luther King en 1963. Durante todos esos años hasta su muerte en el año 2008, ha sido considerada una figura clave en el devenir de la historia reciente del folklore norteamericano. Joan Báez, Bob Dylan, Fred Neil o Karen Dalton la tomaron como referencia para lo que sería la explosión del folk de principios de los años sesenta. Grabó decenas de estupendos disco, cantó todos los estilos de la música tradicional y del jazz, recibió medallas y distinciones de las más prestigiosas universidades, fue condecorada por el presidente Clinton con la medalla de oro de las artes y así una multitud de honores más hasta que su enorme corazón dijo basta en diciembre del año pasado. Aunque hubo un sueño que Odetta no pudo cumplir, cantar en la toma del cargo de presidente de Barak Obama, el primer presidente perteneciente a la raza por la que tanto luchó.


Old Cotton Fields At Home from the album The Tin Angel (1954)


Paths Of Victory from the album Odetta Sings of Many Things (1964)


Water Boy from the film No Direction Home, in a TV performance from the 1960s


Black Woman & Shame And Scandal In The Family on The Johnny Cash Show, August 30, 1969

10 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Un pedazo de historia de la musica por si sola,cuanto amor por la musica hay en sus interpretaciones,su version del Gallows Pole de Leadbelly siempre ha sido una de mis favoritas.
saludos

El rey lagarto dijo...

Que delicia... Hoy se me adelanta siempre Sirnapah!
Esto es vida propia...

Gracias por malacostumbrarnos!

Ringo dijo...

Vaya pedazo de post. Me tiemblan las piernas.
Aplausos (a miles)!!!!!
Ringo dixit.

Joxemiel dijo...

Da gusto escribir sobre artistas como estos... aparte del valor artístico que en este caso es innegable y no pretendo descubrir nada, el valor humano y su propia historia hace que un post suponga algo más que examinar y nombrar álbumes o canciones...
Muchas gracias a todos por comentar, el estar ahí es un acicate para seguir escribiendo...

Saludos.

Il Cavaliere dijo...

Es cierto tio, esto tiene miga de verdad.

Uno es un flipado de esta época,en todos sus aspectos, aunque también me gusten las chorradas.
El movimiento por los derechos civiles destapó algunas de las increibles carreras de quienes supieron alzar la voz con dos narices.


Felicidades, de verdad.

Saludos

Milhaud dijo...

Que puedo decir sobre esta entrada... a los pies de Odetta. Muchos sabéis que mi corazón está dividido entre el folk y el rock, y entradas con algo tan puro como esto, me llegan totalmente.

Y todo sin olvidarnos de Woody Guthrie, el otro gran percusor del género junto a Peete Seger!

paulamule dijo...

Maravillosa y personalísima voz la de esta gran mujer.
Salud.

txinomandinga dijo...

mama mia tioooo, que gusto da leerte man...increible...un BRAVO desde Tenerife!!!! grande Odetta!!
Salud!!

txinomandinga dijo...

Por cierto!! ese duo con el gran Johnny Cash me ha parecido...SUBLIME!!! mil gracias

Joxemiel dijo...

Estáis todos en lo cierto...una gran artista y una gran persona...
Gracias a todos por vuestros comentarios.

Saludos.

 
Web Analytics