martes, 2 de junio de 2009

Los Limoneros, el drama Palestino e Israelí

Para una película israelí afrontar el conflicto con el pueblo palestino no tiene que ser nada fácil. La situación que se vive en el país judío con respecto a sus vecinos musulmanes no pasa por su mejor momento en los últimos años. De unos años a esta parte hay diversos intentos por parte de directores Israelitas de intentar mirar la tragedia humana de la guerra que se vive en la zona, sin caer en soflamas propagandistas de su propio gobierno. La sociedad de Israel trasmite al resto del mundo a través de las acciones de su gobierno, una sensación de cerrazón con respecto al conflicto con los palestinos. Sin embargo el cine que nos llega nos muestra una sociedad mucho mas plural y crítica con las políticas de sus gobernantes.
La cinta de Eran Riklis Los Limoneros estrenada en en 2007 nos sumerge en la tragedia no de las bombas o de los combates entre las facciones enfrentadas sino en la convivencia y los problemas de la gente que vive en los territorios en conflicto. Por medio de una parábola el director nos muestra tanto las contradicciones y fobias de la sociedad judía como el drama y la indefensión del pueblo palestino. El argumento gira en torno al litigio que tienen una viuda palestina, que vive en la frontera de Cisjordania con Israel, con la propiedad colindante a su casa que pertenece al ministro de defensa Israelí. La mujer, llamada Salma, posee una plantación de limoneros de la que vive y a la que tiene gran arraigo. Los limoneros presentan un grave problema de seguridad para el ministerio de defensa judío ya que según ellos podrían colarse terroristas entre los arboles sin ser vistos. El gobierno israelí decide expropiar y compensar a Salma por sus terrenos pero ella no esta dispuesta a perder su propiedad, por lo que decide apelar la sentencia a la justicia judía.
A partir de este argumento el director nos retrata por medio de diversos personajes la vida cotidiana de una sociedad lastrada por un conflicto que parece no tener solución. La sociedad palestina aparte del sometimiento y opresión que sufre por el estado israelí, tiene su propio drama en el caciquismo y machismo de la sociedad musulmana, la falta de cohesión de las distintas facciones y la dictadura moral que tiene la lucha armada sobre la ciudadanía en general. La sociedad judía aparece como una sociedad en contradicción con el mundo que le rodea. El avance social y tecnológico que tiene con respecto a todos sus vecinos les crea una sensación de aislamiento que perturba su propia convivencia. Una sociedad democrática que se divide por los métodos que emplea su gobierno contra el pueblo palestino, que se aisla con un muro de hormigón contra el enemigo que su propio país ha creado. En la película, la situación contrapuesta de las dos mujeres principales, Salma y la mujer del ministro israelí, es el hilo conductor de toda la historia, ambas perjudicadas y en soledad dentro de sus sociedades respectivas.
Los Limoneros es un drama amable e inteligente que mediante una historia simple nos muestra las calamidades de sus personajes ya sean judíos o palestinos. Una cinta donde la trama principal deja el protagonismo a los pequeños detalles. El filme de Eran Riklis es como la limonada que prepara la protagonista; refrescante, quita la sed de ver buen cine y tiene un moderado toque de acidez.

Los limoneros - tráiler español

 
Web Analytics