viernes, 5 de junio de 2009

Jeremiah Johnson

El pasado sábado repusieron en TVE2 la película de Sydney Pollack Las aventuras de Jeremías Johnson. La emitieron dentro del programa La Noche Temática, que versaba sobre el realizador estadounidense y sobre las emergentes estrellas del mundo televisivo en los Estados Unidos. Con el título Estrellas de cine y televisión, el programa hacía un homenaje al primer aniversario del fallecimiento del cineasta, emitiendo un documental sobre su obra llamado A Propósito de Sydney Pollack y a continuación la película citada anteriormente. Sydney Pollack realizó un buen puñado de buenas obras, pero si hay alguna que me deja pegado a la pantalla cada vez que la emiten y que incluso reviso de vez en cuando de mi filmoteca es sin ninguna duda Las aventuras de Jeremías Johnson.
Sydney Pollack realizó esta película en el año 1972 y contó con un guión de John Milius y Edward Anhalt basándose en la novela de Vardis Fisher. El filme tiene una excelente fotografía de los paisajes de las montañas rocosas en Utah realizada por Duke Callaghan y una gran colección de canciones folk interpretadas y compuestas por Tim McIntire con la colaboración de John Rubinstein. Se trata de uno de los mejores trabajos como actor de Robert Redford en el papel de Jeremías. El argumento gira en torno a las aventuras de Jeremías, un hombre que llega a las montañas huyendo de la civilización y con la convicción de convertirse en un trampero de las rocosas. Su adaptación al medio hostil que le rodea y su relación con los indios marcarán la vida del personaje. Mediante una narración circular, Pollack narra los primeros años de Jeremiah Johnson en las montañas rocosas. El director disecciona con precisión la vida de los tramperos, nos muestra los aspectos cotidianos de sus vidas; como cazan, como pescan, en definitiva como sobreviven, lo que produce una sensación de autenticidad en todo el filme. Es muy interesante ver el tratamiento que se le da a las tribus indígenas, sin discursos éticos ni morales de estilo occidental que califiquen sus comportamientos sino como una cultura distinta a la que respetar. Los tintes ecologistas que tiene la película vienen marcados por el tipo de cine que se empezaba a hacer en los años setenta, una época marcada por el antibelicismo y las crisis económicas, donde se empezaban a hacer cada vez mas filmes con denuncias sociales. Jeremías Johnson no solo emprende un viaje hacia una naturaleza salvaje, sino que también se dirige hacia una búsqueda de si mismo, hastiado quizás por una sociedad que avanza hacia la anulación de toda individualidad humana.
De vez en cuando me uno a Jeremías Johnson disfrutando de sus andanzas y desventuras en su viaje lleno de poesía y espíritu aventurero.

The beginning sequence to the movie "Jeremiah Johnson"


 
Web Analytics