martes, 23 de junio de 2009

Down By law, Jim Jarmusch en estado puro

Jim Jarmusch es uno de los directores norteamericanos con más personalidad de los últimos veinticinco años. Durante toda su trayectoria ha rodado de espaldas a Hollywood sin seguir los criterios que imponen las grandes productoras. Finalmente ha conseguido crear un estilo personal que gracias al reconocimiento de la critica se ha mantenido con más o menos asiduidad en el candelero cinematográfico. Su carrera en el cine comenzó como ayudante del gran realizador Nicolas Ray después de terminar sus estudios en la prestigiosa New York University Film School a finales de los años setenta. Junto a el estudiaron grandes directores actuales como Tom DiCillo o Spike Lee.
En 1986 rodó su tercer largometraje titulado Down by Law. Se trata esta de una comedia con ribetes de cine negro que cuenta la historia de tres convictos que deciden fugarse de la prisión en la que están confinados. Estos cuentan con personalidades muy distintas pero que tienen en común el haber fracasado en sus propias vidas y el de encontrarse encerrados injustamente. La película está interpretada por John Lurie en el papel de proxeneta fracasado, Tom waits como Dj inadaptado y Roberto Benigni haciendo de emigrante italiano con perpetuo buen humor. Los tres están esplendidos y consiguen una química entre ellos muy particular en la que pivota todo el filme. La fotografía es uno de los puntos fuertes de la cinta. Está realizada en blanco y negro por el fotógrafo holandés Robby Müller, habitual en los trabajos de Win Wenders y en los siguientes trabajos de Jim Jarmusch. La música de la película está compuesta por el actor John Lurie con un par de canciones Tom Waits. Retrata perfectamente la atmósfera nocturna y jazzistica de Nueva Orleans, aportando ese ingrediente fundamental que busca Jarmusch en todas sus obras.
La atmósfera nocturna y canalla de la ciudad de Nueva Orleans así como en los pantanos de Louisiana son uno de los grandes aciertos de la película. Jim Jarmusch trata el genero carcelario de una forma distinta a como habitualmente se ha tratado en el cine. Se despoja de mostrar tópicos como la vida carcelaria o la fuga y se centra en el microcosmos que se forma en la celda. Cambien experimenta en el terreno de las road movies durante toda la huida a través de los Bayous, donde la evolución de los personajes y la búsqueda de sus propios destinos cobra la mayor importancia. Down By law demuestra que para hacer cine inteligente y de gran calidad no hace falta tener un gran presupuesto. Solo se necesita tener una buena idea, arriesgarse en su propuesta y sobre todo tener talento y de eso Jim Jarmusch está sobrado.


Down By law Trailer, 1986

 
Web Analytics